CASTILLA Y LEÓN DESTINARÁ 1,6 MILLONES EN MEJORAR LA PRODUCCIÓN Y COMERCIALIZACIÓN DE SU MIEL.

Desde la Desde La organización del modelo Estratégico Organizativo e_DOURO_EXP  siempre fomentamos el desarrollo económico del medio rural y les informamos sobre las ayudas  que pueden beneficiarse los apicultores para mejorar y rentabilizar su actividad.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Cocyl) ha publicado  las bases de las ayudas a la producción y comercialización de la miel para adaptarlas a la nueva normativa comunitaria y nacional. La Consejería de Agricultura y Ganadería publicará próximamente la orden de convocatoria dotada con un presupuesto de más de 1,6 millones de euros.

El plazo de presentación de solicitudes finaliza el día 28 de junio, tal y como se publica en este extracto del Bocyl el 8 de junio.

Con estas ayudas los apicultores de la Comunidad podrán beneficiarse de seis líneas de subvenciones destinadas a recibir información y asistencia técnica; a luchar contra los agresores y enfermedades de la colmena, como la varroosis; a racionalizar la trashumancia; a medidas de apoyo para el análisis de la miel; a la repoblación de la cabaña apícola; y a mejorar la calidad de los productos apícolas con el objetivo de posicionarlos en el mercado a través de la diferenciación.

Los beneficiarios de estas ayudas serán apicultores que tengan, al menos, 150 colmenas, así como cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia, y los laboratorios, debidamente acreditados, que efectúen análisis de las características fisicoquímicas de la miel. Además, se dará prioridad a los jóvenes y a las mujeres, con el objetivo de fomentar la incorporación al campo y fijar población en el medio rural.

Para recibir estas subvenciones, los beneficiarios deberán realizar la actividad apícola con anterioridad al 1 de enero de 2018, encontrarse al corriente de sus obligaciones tributarias, tener contratado un seguro de responsabilidad civil para desarrollar la actividad y realizar, al menos, un tratamiento frente a la varroosis.

La ayuda máxima puede llegar hasta el 100% en el caso de solicitarla para información y asistencia técnica apícola, para luchar contra los agresores y enfermedades de la colmena y para mejorar la calidad de los productos apícolas; a un 90% si es para apoyo para el análisis de la miel; y a un 80% si es para racionalizar la trashumancia o para repoblar la cabaña apícola.

La producción anual de miel en la Comunidad es cercana a los cinco millones de kilos, lo que hace que el sector apícola aporte un valor económico en torno a los 14,5 millones de euros, de los que el 97% se debe a la producción de miel y el resto a la cera.

CAMPO CYL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *